miércoles, 9 de noviembre de 2011

Lucha por Sobrevivir

Vivimos en mundo violento y es difícil encontrar un lugar seguro, tendrías que irte a una montaña viviendo solo con tu familia o a una isla desierta para poder vivir en armonía, pero no tengo los recursos para hacerlo, así que a veces nos toca soportar esas irregularidades en donde vivimos. Recuerdo cuando era niña en la zona en la que vivo era muy tranquilo, uno incluso podía dormir con el portón sin candado y nadie hacia por meterse a robar, hoy en día las casas tienen muros de 3 metros de altura con serpentina y electricidad con perros "bravos" en los patios, con sistema de alarma y el que no se puede dar ese lujo le roban lo poco que tiene.
La primera vez que me asaltaron fue hace 2 años, iba para la universidad, solía irme en bus debido a que es mas económico ese día que me asaltaron, el hombre que estaba sentado enfrente de mi se negó a dar sus pertenencias y el ladrón le metió 2 tiros en la cabeza y uno en la espalda, la sangre de el chispeo hacia mi quedando cubierta con ella. Todos se tiraron al suelo, excepto yo, porque quede en shock sentía que el corazón se me iba a salir del pecho un frío invadio mi cuerpo, esta muy temblorosa. Di mis pertenencias porque lo material se recupera algún dia, la vida no. Cuando los ladrones se bajaron del bus, me puse a llorar descontroladamente, no porque se llevaron mis cosas era por el tipo que aun estaba agonizando; no lo conocía, pero fue injusto que paso.
Sufrí estres postraumático tenia pesadillas por lo ocurrido, pero poco a poco volví a viajar en bus y a caminar por la calle, créanme que siempre tengo miedo.
Llegamos a un punto en que ni en la policía se puede confiar hoy en día, hace poco aquí en mi país unos policías asesinaron a 2 jóvenes, 150 fueron suspendidos por casos de extorsión. Entonces ¿que haremos cuando algo malo suceda? Pues lo único que te queda es confiar en Dios que solo Él te cuidara, cada vez que salgas de tu casa, pídele que nada malo te pase, pídele que este contigo en cada paso que des y así estaras en paz, créeme que es de gran ayuda

2 comentarios:

  1. Hostiaa!! Menuda historia.
    A mí es que nunca me escucha cuando le hablo...
    Besos.

    ResponderEliminar